IMPORTANCIA DE LOS MULTIVITAMINICOS

Porque precisamos de un buen multivitamínico:

Para que el cuerpo humano pueda alcanzar su potencial máximo, debe ser alimentado con una vasta y compleja gama de nutrientes vitales. Si hubiere deficiencia en solo una de las vitaminas o minerales esenciales, se divide la vía metabólica que produce la eficacia óptima y disminuye el desempeño. Los culturistas y atletas de fuerza tienen necesidades diferentes de los individuos sedentarios, y como tal, necesitan de suplementarse con productos proyectados específicamente para cumplir con las importantes exigencias nutricionales para entrenar duro, que posea en ofrecer el mejor desempeño posible bajo condiciones estresantes.

Es muy difícil, o imposible, obtener todos los nutrientes que el organismo necesita para funcionar de forma óptima a partir de los alimentos que se ingiere en el día a día. Sencillamente no se conseguiría comer toda esa comida en un día. Además, la persona tendría que volverse en un experto en química alimentaria para ser capaz de proyectar sus comidas, de modo a poder obtener las vitaminas y minerales necesarios, para mantener una óptima salud y desempeño.

Porque usar multivitamínicos

En general como comentamos no se reciben todas las vitaminas y minerales solamente a partir de la dieta. Eso sencillamente imposible en el mundo de hoy, con el estilo de vida que las personas llevan actualmente. Vamos entonces analizar algunos números; se necesitara de 6-11 porciones de pan, cereales, arroz o fideo; 2-4 porciones de frutas; 2-3 porciones de carnes, aves o peces; 3-5 porciones de legumbres; 2-3 porciones de leche, yogurt y queso. Y se tendría que ingerir todo esto de cada día, solo para alcanzar los niveles de la una ración alimentaria mínima. Cuadruplicar esto, que es una buena orientación cuando se entrena duro y comparando con la dieta, entonces se tendría que ingerir 24-44 porciones de arroz, pan y fideo; 8-16 porciones de frutas; 12-20 porciones de vegetales, y así sucesivamente. Es por ello que los multivitamínicos son la solución, ya que los alimentos procesados están nutricionalmente vacios, también las hortalizas y frutas que son cultivadas de un modo intensivo en suelo la mayoría de las veces carentes de nutrientes, cargados de adobos artificiales y pesticidas podría ser una buena solución para combinar y brindar los nutrientes que se requieren.

Se debería tomar multivitamínicos de mañana y por las noches porque eso garantiza que se tenga un abastecimiento constante de nutrientes vitales, antioxidantes, y minerales 24 horas por día. Eso es crítico. La mayoría de las multivitaminas vienen con el rotulo de tomar solo una por día. Eso deja una gran falla nutricional durante periodos en que el cuerpo necesita de mas nutrientes.

Vitamina A o Retinol

Sirve para el desarrollo de los huesos, funcionamiento de todos los tejidos, previene enfermedades respiratorias, mejora la visión y previene el cáncer. Su falta provoca: dolores en las articulaciones, disminución de la vista, facilidad para contraer infecciones, resequedad en los ojos, retardo en el crecimiento. S adquiere a través de: zanahorias, mangos, espinacas, tomates, melón, apio, mandarina, moras, peras, sandia, mantequilla, queso, pescado, hígado.

Vitamina B1 o Tiamina

Sirve para, controlar los estados de ánimo y el humor, ayuda al sistema nervioso, favorece la memoria y concentración, ayuda al crecimiento, ayuda a la digestión de las grasas y azucares. Su falta provoca: Flojera, mal humor, bajo rendimiento escolar y laboral, depresiones, pérdida de memoria y concentración y una enfermedad llamada Beriberi. Viene en: germen de trigo, acelgas, arroz, aguacate, aceituna, cereza, ciruela, guayaba, papaya, cacahuates, almendra, nuez, calabaza, cebolla, col, espinaca, lechuga, tomate, zanahoria, chile, perejil, pimiento, avena, tocino, carne de cerdo, pan y leche.

Vitamina B2 o Riboflavina

Sirve para un adecuado crecimiento, mantiene sana la piel, las uñas, el cabello y las mucosas y para mejorar la visión. Su falta provoca: inflamación en las comisuras de la boca y en la lengua; problemas en la piel, dolores de garganta, anemia o falta de glóbulos rojos. Viene en: vegetales verdes, avena, legumbres, hígado, leche, queso, huevos, pescado

Vitamina B3 o Niacina

Sirve para conservar las células, ayuda en la elaboración de sustancias que necesita el organismo, mantiene sana la piel, ayuda en la digestión. Su falta provoca: problemas en la piel, dolor de estomago, diarrea, pérdida del apetito y fatiga. Viene en: carnes, pescados, cacahuates, germen y harina de trigo, maíz, pimiento rojo, verduras de hoja, melón, mango, leche, queso, huevos.

Vitamina B5 o Acido Pantoténico

Ayuda a convertir las grasas y azucares en energía, a formar células para el crecimiento, a cicatrizar las heridas y previene la fatiga. Su falta provoca: problemas en la piel y sangre y ulceras en el intestino. Viene en: todas las carnes y vegetales, frutas frescas y frutos secos.

Vitamina B6 o piridoxina

Ayuda en el crecimiento; para fabricar anticuerpos y glóbulos rojos, previene enfermedades nerviosas y de la piel, ayuda en la formación de otras vitaminas. Su falta provoca: nerviosismo, debilidad, problemas en la piel. Viene en: aguacates, papas, plátanos, nueces, almendras, leguminosas, hígado, pollo, bacalao, salmón, queso, huevos.

Vitamina B8 o Biotina, también llamada Vitamina H

Sirve para transformar las grasas y proteínas, previene la calvicie y las canas, controla dolores musculares y ronchas, ayuda a dormir bien y a estar de buen humor. Su falta provoca: Flojera, mal humor; depresiones; nauseas y pérdida de apetito. Viene en: hígado, nueces, mantequilla de cacahuate, ejotes, yema de huevo, coliflor.

Vitamina B9 o acido fólico

Sirve para la formación de ADN: es muy necesaria en el crecimiento, aumenta la leche materna, protege contra los parásitos intestinales y las intoxicaciones. Es muy recomendada durante el embarazo. Su falta provoca anemia y malformaciones en los fetos durante el embarazo. Viene en: vegetales verdes, naranjas, nueces, cereales enriquecidos, hígado, champiñones, fruta y jugos de frutos.

Vitamina B12 o coba lámina

Sirve para regenerar la medula ósea y los glóbulos rojos, ayuda al sistema nervioso, mejora la memoria, conserva en estado de ánimo positivo, ayuda durante la menstruación. Su falta provoca: anemia; daños cerebrales; depresión y pérdida de memoria. Viene en: carnes rojas, pescado, pollo, huevo, leche, quesos, yogurt.

Vitamina B13 o ácido orático

Sirve para prevenir problemas del hígado y vejez prematura. No se sabe bien que problemas provoca su falta. Viene en zanahorias, nabos, rábanos y cebollas.

Vitamina B15

Sirve para facilitar la absorción de oxigeno, ayuda a formar defensas, protege al hígado, disminuye el colesterol de la sangre, alivia el asma, protege contra los agentes contaminantes. Su falta provoca: desorden glandular y nervioso; enfermedades del corazón y falta de oxigeno en los tejidos. Viene en la levadura, semillas de calabaza y cereales integrales.

Vitamina C o Acido ascórbico

Sirve para el crecimiento, repara las células de los tejidos, encías, vasos, huesos y dientes, protege contra enfermedades infecciosas y el cáncer, ayuda en la cicatrización de heridas, previene resfriados y enfermedades respiratorias. Su falta provoca: hemorragias, inflamación de encías y mala cicatrización. Viene en: coliflores, coles de brúcelas, fresas, grosellas, kiwi, limón, melón, naranja, pimiento verde, nabo, tomate.

Vitamina D o Calciferol

Sirve para la formación y cuidado de dientes y huesos sanos, proteger las articulaciones y ayuda al sistema nervioso. Su falta provoca raquitismo o debilidad en los huesos y músculos. Viene en: aceite de hígado de pescado, sardinas, arenque, salmón, atún, hígado, leche, mantequilla y yema de huevo.

Vitamina E o Tocoferol

Sirve para aliviar la fatiga; previene y disuelve los coágulos sanguíneos, protege a los pulmones contra la contaminación, ayuda a cicatrizar heridas por quemaduras, previene los calambres. Su falta provoca: destrucción de glóbulos rojos; problemas musculares y anemia. Viene en: aceites de maíz, cártamo o ajonjolí, aguacate, brócoli, ciruela, espinacas, espárragos, manzana, moras, plátano, tomate, zanahoria.

Vitamina K o Menadiona

Sirve para formar proteínas y ayuda a la coagulación de la sangre. Su falta provoca: hemorragias y problemas de coagulación sanguínea. Viene en: verduras verdes, zanahorias, frutas y semillas.

Vitamina P o Bioflavonoides

Sirve para que los riñones funcionen bien, previene la oxidación y las hemorragias. Su falta provoca anemia. Viene en la yema del huevo.

Vitamina T

Sirve para la coagulación de la sangre. Su falta provoca: inflamación en las comisuras de la boca y en la lengua, problemas en la piel, dolores de garganta, anemia o falta de glóbulos rojos. Viene en: hígado, leche, queso, huevos, vegetales verdes, avena, legumbres.

Vitamina U o ácido menínico

Sirve para curar ulceras, ayuda en el funcionamiento del estomago e intestino, previene enfermedades del corazón y de la piel. Su falta provoca: problemas estomacales. Viene en la col cruda.

Colina

Sirve para fortalecer la memoria y ayuda a eliminar sustancias toxicas del organismo. Su falta provoca: endurecimiento de las arterias y afecta al hígado. Viene en: germen de trigo y vegetales verdes.

Niacina

Sirve para la respiración celular. Su falta provoca: problemas en la piel y diarreas frecuentes. Viene en: vegetales verdes, leguminosos, maíz nixtamalilzado, hígado, leche, queso, huevos.

Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published